Indicadores Económicos
  • UF: 33126.33
  • IVP: 33594.32
El plan de Astra para plantar cara a SpaceX: lanzamientos diarios a un precio muy bajo

El plan de Astra para plantar cara a SpaceX: lanzamientos diarios a un precio muy bajo

SpaceX es conocida por marcar un antes y un después en el acceso al espacio. Los avances en recuperación y reutilización de partes de sus cohetes hicieron que poner carga útil en órbita sea más asequibles que nunca. Ahora, una startup californiana quiere hacer frente a la compañía de aeroespacial de Elon Musk con una estrategia singular: lanzamientos pequeños a un coste aún más bajo. Estamos hablando de Astra, una compañía fundada en 2016 por un exdirector de tecnología de la NASA, Chris Kemp, y un ingeniero aeroespacial del MIT, Adam London. Dentro de la misma, según parece, se respiran aires de "carpe diem". Tras su fundación se enfocaron en conseguir una licencia de lanzamiento, incluso cuando el diseño de su cohete aún estaba en pañales. La compañía más rápida en alcanzar la orbita Y la velocidad tuvo sus frutos. Cinco años y un mes después, el 20 de noviembre de 2021, el cohete Rocket 3.3 de alcanzó con éxito la órbita por primera vez con una carga útil de demostración para la Fuerza Espacial de Estados Unidos. Y así fueron sus primeros pasos, vertiginosos. Lo cierto es que hasta ese momento ninguna otra compañía en la historia había alcanzado la órbita terrestre tan rápido. {"videoId":"x8awad8","autoplay":false,"title":"Misión Astra1", "tag":"Espacio"} De acuerdo a Ars Technica, SpaceX necesitó seis años y cuatro meses para que su cohete Falcon 1 consiguiera el objetivo. Otras compañías como Firefly, Virgin Orbit y Rocket Lab necesitaron siete años o más. La clave de Astra, según Kemp, fue dedicar menos tiempo a "hacer presentaciones de PowerPoint y diseñar el cohete". Y más tiempo, en cambio, a probar lo que estaban haciendo en condiciones reales. Por lo pronto todo parece indicar que la compañía es amante de la adrenalina, pero sus ambiciones no se quedan atrás. Astra aspira a alcanzar una cadencia de lanzamiento diaria. ¿Diaria? Sí, lanzar un cohete por día. Esto se traduciría en tener los suficientes clientes como para que todas las misiones tengan sentido y en un esquema de producción de cohetes que esté a la altura de esta dinámica.